La morosidad se ceba con los servicios profesionales

Fecha 26 de enero de 2012 Comentarios 0

La morosidad se ceba con los servicios profesionales Los impagos a autónomos son el doble que en el resto de sectores en toda Europa. La crisis está disparando la morosidad en todos los sectores, aunque especialmente en los servicios profesionales que prestan abogados, ingenieros, arquitectos, consultores, médicos o contables.

Mientras que para el conjunto de sectores en Europa en 2011 los impagos representan un 2,7% de pérdidas sobre las ventas, en el caso de los autónomos esta cifra se dispara hasta el 4,5%.

Así lo revela una encuesta realizada por Intrum Justitia entre 6.000 empresas de 25 países de toda Europa. ¿A qué obedece que los servicios profesionales sean los más castigados por la morosidad? Los expertos lo achacan a que “la relación comercial entre estos profesionales y sus clientes no es cercana”, esto es, “que los contactos y las reuniones son poco frecuentes o se limitan a proyectos puntuales”. En cualquier caso, son las dificultades financieras de los acreedores las que en última instancia es la causa directa del incumplimiento.

Los costes que supone la demora en el cobro de los servicios y, llegado el caso, la provisión como pérdida si se produce el impago restan competitividad a las empresas y profesionales, que podrían bajar los precios, incrementar la inversión en I+D+i, en recursos humanos y tecnológicos y mejorar sus márgenes de no tener este lastre.

Para recuperar la deuda por la vía de las ventas, la empresa tendría que multiplicar estas varias veces. Así, por ejemplo, si la cantidad anotada en pérdidas por impago es de 10.000 euros y la empresa o el profesional trabajan con un margen del 5%, tendría que tener unas ventas adicionales de 200.000 euros para compensar esta cantidad. En el caso de que el margen fuera menor, del 2% por ejemplo, la facturación adicional tendría que ser de 500.000 euros para compensar una deuda de 10.000.

Competitividad

La morosidad en los servicios profesionales ha repuntado este año de nuevo desde el 4% al 4,7%. El 49% de las facturas se pagan antes de 30 días, dos puntos menos que el año pasado, mientras que el 36% se abonan entre 30 y 90 días, el mismo porcentaje que en 2010. Aumentan los pagos que se realizan a más de 90 días, que pasan de representan el 13% al 15% de las facturas.

Otro de los sectores con tasas altas de morosidad es el de la vivienda y el inmobiliaria, con un 3,8% de pérdidas por impagos. Las compañías de servicios principales (utilities) son las que gozan de mayor regularidad en los pagos, con tasas del 1,5%. La administración es la que tarda más tiempo en pagar. Los impagos suman unos 300.000 millones al año en Europa.

Una de las claves que dan los expertos para mantener disciplinados a los acreedores es establecer una política de crédito distinta para cada cliente, con límites y condiciones adaptados a su nivel de solvencia. Uno de los primeros pasos antes de ejecutar una venta a crédito es proveerse de informes de solvencia del cliente y establecer unos objetivos de cobro, así como medidas y consecuencias en caso de que se produzca un retraso en el abono. Se recomienda que tanto los clientes como los empleados que tengan contacto con ellos sepan claramente la política de crédito de la compañía.

La mitad de los profesionales no trabaja con una firma especializada en la gestión de cobros y otro 50% aguarda unos 80 días de media antes de confiar la recuperación de la deuda a un experto, según datos de Intrum Justitia.

Intrum Justitia estima que los impagados en Europa ascienden a unos 312.000 millones de euros, y que la media europea de pérdidas por impagos se sitúa en el 2,7 por ciento. El sector de actividad con mayor quebranto por este concepto es el de servicios profesionales (autónomos, abogados, arquitectos, ingenieros…), con unas pérdidas por morosidad del 4,5 por ciento. Y el que menos sufre los impagos es el sector de las utilities (gas, agua, energía), con pérdidas del 1,5 por ciento.

Fuente: Cinco Días.

Categorías: Noticias | Etiquetas:

Acerca de Elena Melon Crispín

Directora jurídica de Cobro Ágil y CEO de Alter Lex Abogados y Asesores.

Comparta su opinión con nosotros

Los campos con un asterisco son necesarios

Su dirección de correo no se hará pública